¡Suscríbete Gratis! Escribe tu correo

Buscar este blog

ACTIVIDADES ECOLÓGICAS ESCOLARES

Pasar más tiempo en los jardines, comenzar un programa de reciclaje o desarrollar proyectos utilizando material reciclado, son algunas de las maneras en que se puede crear una conciencia ecológica en los niños.

El cuidado del ambiente es un tema que requiere de especial sensibilización por parte de la sociedad. Desde hace ya un tiempo, la educación de diferentes países integró a sus planes de estudios, temas que promuevan desde pequeños una conciencia ecológica. Como maestros ¿qué podemos hacer para inculcar el cuidado del ambiente?



Ideas prácticas para sembrar una conciencia ecológica en nuestros educandos y lograr cambios profundos en el futuro:

1. Trata de pasar más tiempo fuera del salón: Consigue una manera de dar clases fuera del salón, esto impulsa el amor y entendimiento de los niños por el ambiente y su importancia, sembrando en ellos, el deseo de vivir en mayor armonía con el medio ambiente.




2. Haz que los niños traigan una toalla pequeña para las manos y la cara en lugar de usar toallas de papel: pídeles que usen únicamente la suya y que se la lleven los fines de semana a casa para lavarlas. Esto permite bajar de forma muy significativa la cantidad de basura que cada niño produce.

3. Comienza un programa de reciclaje en tu escuela: no solo ayudas al ambiente, si no que puedes generar ganancias que te ayuden a financiar proyectos alternos dentro de tu escuela. Puedes incluso promoverlo con premios al salón o grupo que lleve mayor cantidad de material reciclable cada semana.

4. Encuentra maneras de reducir el uso de papel dentro de tu salón de clases: utiliza ambos lados del papel, guarda los papeles impresos que ya no sirvan para actividades que solo requieran un lado de la hoja, evita utilizar más de una hoja en las notas que se envían, establece un sistema de notificaciones mediante circulares por email en lugar de enviarlas en papel con los niños, entre muchas otras formas que se te pueden ocurrir. 

5. Desarrolla proyectos con material reciclado: maquetas, tarjetas, y muchas otras cosas se pueden hacer a partir de papel, plástico, cartón y demás materiales reciclados.


Fotos: Centro Integral Psicopedagógico

SER PADRES

CÓMO AYUDAR EN LAS TAREAS ESCOLARES -10 CONSEJOS-

Los niños rinden más en el colegio cuando sus padres se interesan de forma activa por sus deberes y tareas escolares, así les demuestran a sus hijos que lo que hacen es importante.

No se trata de pasar largas horas encorvado sobre su escritorio sino apoyarlos demostrándoles sus habilidades de organización y de estudio, explicándoles un problema complicado o animándoles a que se tomen un descanso cuando lleven cierto tiempo trabajando en las tareas escolares.


Y, ¿quién sabe? ¡Es posible que los padres aprendan alguna que otra cosa en el proceso!


Algunos consejos para guiarle en este camino:

  1. Conozca a los profesores de su hijo y cuáles son sus objetivos. Asista a las reuniones escolares, como las de padres y profesores, para conocer mejor a los profesores de su hijo. Pregúntales acerca de lo que esperan de los deberes y sobre cómo debería implicarse usted.

  2. Establezca un área adecuada para hacer los deberes. Asegúrese de que el niño dispone de un lugar bien iluminado para hacer los deberes y de que tiene a mano el material escolar necesario (papel, lápices, pega, tijeras ...).

  3. Establezca un horario regular para estudiar y hacer los deberes. Algunos niños trabajan mejor por la tarde, después de merendar y de un período de juego, mientras que otros prefieren esperar a después de la cena.

  4. Ayúdele a diseñar un plan de trabajo. En los días en que tenga un volumen importante de deberes o cuando tenga que iniciar una tarea escolar especialmente complicada o pesada, anime a su hijo a dividirla en partes más manejables. En caso necesario, ayúdele a elaborar un horario de trabajo para ese día o período y, a ser posible, pídale que se tome 15 minutos de descanso después de cada hora de trabajo.

  5. Reduzca al mínimo las distracciones. Esto engloba la televisión, la música alta y las llamadas de teléfono. (De todos modos, en algunas ocasiones una llamada de teléfono a un compañero de clase sobre una tarea escolar en concreto puede ser de gran ayuda.)

  6. Asegúrese de que su hijo hace su propio trabajo. No aprenderá nada si no piensa por sí mismo y comete sus propios errores. Los padres pueden hacer sugerencias y dar indicaciones para orientar a sus hijos. Pero el aprendizaje debe estar en manos de los niños.

  7. Motive y supervise a su hijo. Pregunte a su hijo sobre las tareas escolares, los controles y los exámenes. Apóyelo, revise que ha completado los deberes y trasmítale el mensaje de que puede acudir a usted cuando tenga preguntas o haya algo que le preocupe.

  8. Dele un buen ejemplo. ¿Le ve su hijo organizándose bien el tiempo o leyendo libros? Los niños son más proclives a seguir el ejemplo de sus padres que sus consejos.

  9. Elogie su trabajo y su esfuerzo. Cuelgue en la nevera un examen o trabajo artístico donde sacó un sobresaliente. Comente sus logros académicos a sus parientes.

  10. Si su hijo tiene constantemente problemas con los deberes escolares, pida ayuda. Hable al respecto con su profesor. Hay niños que tienen problemas para ver bien la pizarra y necesitan llevar gafas; otros pueden necesitar que los evalúen por tener problemas de aprendizaje y/o un trastorno por déficit de atención.