¡Suscríbete Gratis!

Buscar este blog

DÍA DEL LIBRO

El 23 de abril se celebra el día mundial del libro. Fue elegida esta fecha por el gran simbolismo que tiene para la literatura mundial, pues en esta fecha se conmemora la muerte de tres grandes escritores de la literatura universal: Miguel de Cervantes y Saavedra, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega.



La celebración del día mundial del libro surgió a partir de una iniciativa de la UNESCO el año 1995, con el objetivo de valorizar los libros y sus autores, busca estimular el gusto por la lectura, fomentar la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual a través del derecho de autor. Desde ese año se ha masificado la celebración en diferentes países alrededor del mundo, dada la importancia de la lectura para el desarrollo de la cultura.  

Cada año, la UNESCO y las tres organizaciones profesionales internacionales del mundo del libro (la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) eligen una capital mundial del libro cuyo mandato empieza cada 23 de abril.  


El libro, impreso o manuscrito, ha constituido durante gran parte de la historia humana un vehículo para la manifestación de las diversas culturas y la transmisión de valores y saberes, para la recreación, la expresión estética y el goce imaginativo, un instrumento que expresa en alto grado el potencial de la razón y las capacidades creativas de las distintas civilizaciones, a través de lo cual se enriquece de manera constante el patrimonio espiritual de la humanidad.

En este día también se celebra el Día del idioma, en tributo a Miguel de Cervantes y Saavedra, autor de la famosa novela Don Quijote.

En Venezuela, además celebramos Ana Teresa Parra Sanojo, conocida por su seudónimo Teresa de la Parra. (Quien falleció el  23 de abril de 1936) Esta escritora venezolana es considerada como una de las mujeres y escritoras más destacadas de su época, expresó en su obra el ambiente íntimo y familiar de la Venezuela de comienzos del siglo XX.


Fue autora de dos novelas que la inmortalizaron en toda América: Ifigenia y Memorias de Mamá Blanca
Fuente: www.google.com


Ideas para celebrar el Día del Libro
  1. Que lean, ¡lo que sea! La caja del cereal, una revista, un cómic, el papelito de la galleta... Si quieren saber qué dice ahí, déjalos que lo averigüen por sí solos. Dependiendo de la edad puedes ayudarlos, sin embargo lo importante es despertar su curiosidad para que sientan la motivación de descubrir lo que dice un texto.
  2. La biblioteca circulante es una oportunidad para que el libro sea algo cotidiano, y para que la familia sea lectora.   
  3. Dibujar los personajes, el escenario, realizar murales, dramatizaciones.
Para más ideas visita: Leer es una Aventura


SER PADRES

CÓMO AYUDAR EN LAS TAREAS ESCOLARES -10 CONSEJOS-

Los niños rinden más en el colegio cuando sus padres se interesan de forma activa por sus deberes y tareas escolares, así les demuestran a sus hijos que lo que hacen es importante.

No se trata de pasar largas horas encorvado sobre su escritorio sino apoyarlos demostrándoles sus habilidades de organización y de estudio, explicándoles un problema complicado o animándoles a que se tomen un descanso cuando lleven cierto tiempo trabajando en las tareas escolares.


Y, ¿quién sabe? ¡Es posible que los padres aprendan alguna que otra cosa en el proceso!


Algunos consejos para guiarle en este camino:

  1. Conozca a los profesores de su hijo y cuáles son sus objetivos. Asista a las reuniones escolares, como las de padres y profesores, para conocer mejor a los profesores de su hijo. Pregúntales acerca de lo que esperan de los deberes y sobre cómo debería implicarse usted.

  2. Establezca un área adecuada para hacer los deberes. Asegúrese de que el niño dispone de un lugar bien iluminado para hacer los deberes y de que tiene a mano el material escolar necesario (papel, lápices, pega, tijeras ...).

  3. Establezca un horario regular para estudiar y hacer los deberes. Algunos niños trabajan mejor por la tarde, después de merendar y de un período de juego, mientras que otros prefieren esperar a después de la cena.

  4. Ayúdele a diseñar un plan de trabajo. En los días en que tenga un volumen importante de deberes o cuando tenga que iniciar una tarea escolar especialmente complicada o pesada, anime a su hijo a dividirla en partes más manejables. En caso necesario, ayúdele a elaborar un horario de trabajo para ese día o período y, a ser posible, pídale que se tome 15 minutos de descanso después de cada hora de trabajo.

  5. Reduzca al mínimo las distracciones. Esto engloba la televisión, la música alta y las llamadas de teléfono. (De todos modos, en algunas ocasiones una llamada de teléfono a un compañero de clase sobre una tarea escolar en concreto puede ser de gran ayuda.)

  6. Asegúrese de que su hijo hace su propio trabajo. No aprenderá nada si no piensa por sí mismo y comete sus propios errores. Los padres pueden hacer sugerencias y dar indicaciones para orientar a sus hijos. Pero el aprendizaje debe estar en manos de los niños.

  7. Motive y supervise a su hijo. Pregunte a su hijo sobre las tareas escolares, los controles y los exámenes. Apóyelo, revise que ha completado los deberes y trasmítale el mensaje de que puede acudir a usted cuando tenga preguntas o haya algo que le preocupe.

  8. Dele un buen ejemplo. ¿Le ve su hijo organizándose bien el tiempo o leyendo libros? Los niños son más proclives a seguir el ejemplo de sus padres que sus consejos.

  9. Elogie su trabajo y su esfuerzo. Cuelgue en la nevera un examen o trabajo artístico donde sacó un sobresaliente. Comente sus logros académicos a sus parientes.

  10. Si su hijo tiene constantemente problemas con los deberes escolares, pida ayuda. Hable al respecto con su profesor. Hay niños que tienen problemas para ver bien la pizarra y necesitan llevar gafas; otros pueden necesitar que los evalúen por tener problemas de aprendizaje y/o un trastorno por déficit de atención.