Busca en nuestro blog

MAESTRO POR EXCELENCIA

Jesús de Nazaret,
el Hijo de Dios (para los creyentes)
es el Maestro por excelencia.

 

"La misión más hermosa es Educar  
y Dios la encomienda al corazón que albergue los más nobles sentimientos..."





Eres un buen Maestro...

Si tu corazón se emociona al ver a tus estudiantes.

Si cada rostro es para ti, un alma que se debe cultivar.

Si cada hora de clase se ha escapado aprisa.

Si quieres más tu trabajo cada año que pasa.

Si las dificultades, inevitables, te encuentran sonriente.

Si los padres y niños dicen que eres amable.

Si combates el mal pero no al pecador.

Si sabes ser niño permaneciendo maestro.

Si sabiendo tantas cosas no te crees sabio.

Si ante la belleza sabes sorprenderte.

Si tu vida es lección y tu palabra silencio.

Si tus estudiantes quieren asemejarse a ti...

Día Mundial del Docente (5 de octubre)





APRENDIZAJE BASADO EN PROBLEMAS (INNOVACIÓN EDUCATIVA)



El liderazgo es la capacidad por excelencia del docente.
Los docentes son líderes de sus estudiantes y esto se consigue a través de la autoridad docente. Hoy en día, en las aulas se habla de falta de autoridad e incluso, se han promulgado códigos sobre la potestad que tiene el Docente en el aula; ésta emana de su nombramiento,  su posición como líder se expresa a través de las notas, proyectos internos, metodologías de aprendizaje, manejo de grupo y de padres de familia, mientras que la autoridad, se consigue a partir de la confianza, la cual nace de un conjunto de competencias emocionales.
¿Eres un Líder Educativo? Existen varios modelos de liderazgo, pero queremos compartir contigo algunos que consideramos válidos y relevantes para los Docentes y los Directivos.

Liderazgo transformacional, es un proceso común de líder y seguidores para avanzar a un nivel más alto de la moral y la motivación. Es una transformación que produce cambios significativos tanto en el equipo como en la institución. (James MacGregor Burns y Bernad M. Bass) El liderazgo transformacional pedagógico es el fundamental, en un centro educativo, es su núcleo, su razón de ser y hacer, lo que da sentido último a la dimensión de compromiso e incluso de vocación de la tarea docente, porque gracias a él los sueños toman cuerpo y se encarnan en proyectos concretos, únicos y singulares, anhelados por una comunidad.
El liderazgo servidor. Estamos hablando de una forma de liderazgo basado en el deseo de servir a los demás y a un propósito más allá del interés personal. El liderazgo servidor hace que los conceptos de poder y de autoridad sean reexaminados desde un punto de vista crítico, y que la relación mutua sea menos opresiva. Servir y guiar acaban por convertirse, pues, en dos funciones de los “constructores positivos” de un centro mejor, es decir, de un liderazgo orientado al bien común.
El liderazgo responsable, es aquel que cuida de los valores comunes de la comunidad educativa: Directivos, Docentes, Estudiantes, Padres de Familia y la localidad donde se ubica la Institución Educativa. Ofrece inspiración y perspectiva sobre el futuro deseado. Apoya a todos los miembros. Crea sentido y significado. En este liderazgo esta presente el “encargarse de la realidad” significa actuar e involucrarse, construyendo la realidad. 
El liderazgo distribuido. El liderazgo no es algo que hacemos a otras personas, es algo que hacemos con otras personas. En las instituciones educativas, necesitamos un proyecto conjunto, no un conjunto de proyectos. Sólo podremos lograr una visión compartida si todos trabajamos en colaboración al servicio de un objetivo común, mediante diferentes comunidades o unidades de liderazgo. El liderazgo no es una cuestión de rangos, sino de escalas.
El liderazgo educativo permite el paso del modelo de líder centralizador (ordenar y controlar) al de líder distribuidor (coordinar y cultivar). Del modelo autoritario al modelo facilitador, de mandar a saber crear compromiso y de imponer a crear objetivos comunes. Esto significa combinar o a veces sustituir la opacidad por la transparencia, el control por la confianza, el ordeno y mando por el compromiso y la participación, el liderazgo desde arriba por el liderazgo en todos los niveles, el foco en las tareas por foco en las personas. Promueve personas dispuestas a asumir responsabilidades sobre iniciativas, proyectos y encargos.
A su vez, el  método de pensamiento emocional, nos indica dos tipos de liderazgo en los centros educativos:
El liderazgo afectivo que tiene que ver con la capacidad para conseguir desarrollar la madurez emocional del alumno y el liderazgo pedagógico que los hace capaces de conseguir que los estudiantes consiga el mejor aprendizaje de competencias con el menor esfuerzo.
Liderazgo afectivo viene caracterizado por cualidades como el entusiasmo, la creatividad, la proactividad, la capacidad para fomentar el diálogo, la capacidad para fomentar el trabajo en equipo, la capacidad para fomentar el espíritu crítico, la capacidad para fomentar en los estudiantes la toma de decisiones, y por encima de todas, la capacidad para inspirar confianza entre docentes y estudiantes.
El liderazgo pedagógico es aquel que consigue los mejores aprendizajes por parte de los docentes y requiere otro conjunto de competencias como puedan ser: capacidad para motivar a los docentes desde una motivación intrínseca, clarificar las funciones de los docentes, capacidad para utilizar el método socrático, esto es, conseguir implicar a los estudiantes en su aprendizaje desde los conocimiento previos que ellos tienen, capacidad para individualizar la enseñanza, el uso de metodologías activas, y el uso frecuente, adecuado y democrático de la evaluación con sus muchas formas y posibilidades
En el  liderazgo pedagógico podemos encontrar también el liderazgo en la organización escolar que requiere de competencias como: la capacidad de ayudar al centro a que encuentre su identidad, la capacidad para implicar en nuevas metodologías de centro como puedan ser las comunidades de aprendizaje y la habilidad para manejar la micro política, las líneas de influencia y de poder ejercido por los diferentes integrantes de la comunidad escolar.
De: enclase.com.co
MÁS EDUCACIÓN MENOS POBREZA IGUAL PROGRESO PARA TODOS
(+ Educación - Pobreza = Progreso para todos)




SER PADRES

CUALIDADES PARA SER PADRES DE NIÑOS INTEGRALES

Las Cualidades para ser buenos padres no se consiguen a la vuelta de la esquina, es cuestión de trabajo, disciplina y paciencia; sin embargo, los frutos son de gran importancia. Y así se va formando una sociedad bien estructurada, con seres humanos integrales y útiles para la sociedad.


Las siguientes virtudes les permitirán poseer las "Cualidades necesarias para ser Buenos Padres" sin necesidad de usar la violencia o ser dictatoriales, nada mejor que un padre paciente y equilibrado que entiende y ayuda a los hijos a que adquieran buenos hábitos en el tiempo.

  1. Empatía. La empatía habla de la importancia de colocarse en los zapatos de sus hijos. Piensen como eran y como se sentian a esa edad, entenderlos no implica aceptar su mal comportamiento, pero si tratar de ayudarlos desde la propia experiencia.
  2. Comunicación. Es importante escuchar a los niños cuando ellos quieren hablar, de esta forma se crean lazos de confianza y los pequeños van a acudir a los padres cuando tengan un problema. A pesar de que se traten de cosas sencillas, los niños quieren ser escuchados. El saber escuchar es una de las mejores cualidades para ser buenos padres.
  3. Autocontrol. Uno de los problemas que se presenta en las familias, es que los padres se llenan de ira y comienzan a gritar a los niños, y en algunas ocasiones los golpean, esto daña la relacion padre e hijo y genera que el niño les tenga miedo. Los buenos padres deben controlarse para ayudar a los hijos a mejorar.
  4. Paciencia. Muchos padres desean tener hijos perfectos, que no se equivoquen y que realicen todas las tareas asignadas, pero los buenos padres deben llenarse de paciencia para corregir a sus hijos cuantas veces sean necesarias, hasta lograr una buena formación de su carácter.
  5. Ser ejemplo. Los padres que hacen enseñan más que los padres que dicen; la coherencia hace que las palabras tengan valor y los hijos puedan asimilarlas con facilidad, nada mas ineficiente que consejos contrarios a lo que se esta haciendo. El padre irresponsable no puede decirle a su hijo que sea responsable o un padre borracho no puede aconsejar a su hijo que no consuma alcohol; la formación de los hijos se puede lograr desde una vida ejemplar. El ejemplo es un punto vital para ser buenos padres.